Te proponemos un plan de limpieza para mantener tu casa presentable en menos de dos horas, según las dimensiones de tu vivienda, claro.

Lo primero es prever que no te falten productos ni utensilios para realizar la limpieza.

Bastará con escoba, recogedor, aunque siempre será mejor un aspirador pequeño que no pese y sea manejable, ya que el polvo se elimina con más facilidad.

Un mocho y cubo, si lleva ruedas mejor, así no sufren ni tu espalda ni tus brazos.

Bolsas de basura, bayetas de colores, cada una es para un espacio o material, tú eliges.

En cuanto a los productos es cuestión de gustos. Está el amoniaco que es desengrasante y uno de los mejores limpiadores que puedes usar tanto para suelos, cristales, azulejos y sirve para casi todos los materiales. Puedes usar productos ecológicos como el vinagre y el bicarbonato si tienes algún problema de alergias.

Limpiador desinfectante para los baños, puede ser con lejía o no.

Si tienes muebles de madera, mejor usa un producto específico para ésta.

Si tienes aluminio puedes usar alcohol de limpieza o producto específico.

Empezamos

  1. Primero prepara todo lo que vas a necesitar para evitar viajes que te hagan perder el tiempo.
  2. Abre las ventanas para que se ventile tu casa y se vayan los olores.
  3. Puedes empezar por el salón o los baños. Recoge los trastos que estén por en medio y coloca todo en su lugar. Aspira o barre y ve pasando una bayeta húmeda por los muebles. Por último, friega el suelo con agua caliente si es posible así las manchas, de haberlas, saldrán con mayor facilidad.
  4. Los baños igual, primero barre o aspira y después desinfecta con una bayeta solo para el baño cada pieza. Limpia el espejo y seca los grifos. Friega con producto desinfectante y agua caliente si es posible.
  5. Cuando ya se haya aireado cada dormitorio, empieza haciendo las camas. Recoge todo lo que no esté en su lugar y pasa al aspirador y limpia el polvo con bayeta húmeda. A continuación, friega el suelo.
  6. La cocina. Empieza fregando los platos o pon el lavavajillas, recoge todo lo que esté fuera de su sitio y pasa una bayeta con desinfectante por la encimera y limpia la vitro o los quemadores como suelas hacer. Si ves alguna mancha en los muebles pasa la bayeta. Aspira o barre y por fin friega el suelo.

Con este plan te aseguras de mantener tu hogar en perfectas condiciones, eso sí, cada cierto tiempo tendrás que hacer una limpieza más profunda de cortinas, muebles por dentro, azulejos, ventanas y demás. Si te parece demasiado o no tienes tiempo puedes contar con los servicios de una empresa de limpieza como Sercomanga, que estamos más que acostumbrados a realizar estos servicios.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.