La limpieza de los cristales de casa suele ser el trabajo que da más pereza realizar. Normalmente no quedan bien y para algunas personas es un trabajo titánico. Si limpias los cristales de forma adecuada durarán más tiempo limpios. Es fundamental saber elegir un buen producto para realizar la limpieza y también saber cómo hacerla. En Sercomanga usamos otros métodos más profesionales pero entendemos que para limpiar como nuestros chicos y chicas hay que recibir formación y poseer la práctica. Así que os damos unos consejos que os servirán perfectamente para dejar vuestros cristales relucientes.

EL PRODUCTO

  1. La mejor mezcla para la limpieza de cristales es: un cubo con agua caliente ( sin que queme ) 1/3 de vaso amoniaco y unas gotas de lavavajillas.
  2. Si no puedes usar amoniaco o simplemente no quieres puedes usar vinagre ( normal o de limpieza) y seguir los pasos.
  3. También puedes introducir cualquiera de las mezclas anteriores en un pulverizador para no estar en contacto con los productos.

EL MÉTODO

  1. Introduce una bayeta de microfibra en el cubo y frota el cristal de arriba hacia abajo.
  2. Seca con papel de periódico o con papel secante.
  3. Muy importante que no limpies los cristales cuando esté pegando el sol de frente.

 

OTROS CONSEJOS

Lo ideal sería que limpiaras las persianas primero si las tienes, las mezclas anteriores te sirven perfectamente para ello. En este caso puedes empezar aspirando o sacudiendo las persianas y luego limpiarlas de arriba hacia abajo. Puedes usar una brocha de pintar para limpiar las rendijas, además la brocha también la puedes usar cuando limpies los carriles de las ventanas.

También puedes aprovechar para lavar las cortinas ya que éstas también acumulan mucho polvo y si hay alérgicos en casa es imprescindible que desaparezcan los ácaros.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.